“La participación activa del ciudadano es del todo necesaria. Ya sea en acciones a nivel internacional, nacional, local o vecinal su participación es vital.”

Con esta entrevista les queremos dar a conocer tanto a Sabrina como a la entidad a la que representa, una empresa que colabora con el proyecto humanitario de MS des de hace más de 7 años. Un período en el que decenas de veces, sino cientos, ha prestado sus servicios desinteresadamente haciendo posible el envío y la entrega de algo tan valioso como lo es la esperanza.

Sabrina Balada, natural de la provincia de Barcelona y responsable de marketing en DSV Road Spain, además de asistente dirección regional en la división terrestre del Grupo DSV, es una persona clave en buena parte de los proyectos que llevamos a cabo en MS. Siempre vinculada a los sectores del marketing y la exportación dentro del mundo del comercio internacional, se considera una persona perfeccionista a la que no le asustan los retos.

¿Hasta de dónde se remonta tu relación con MS?

Mi relación con la organización Medicaments Solidaris se remonta allá por el 2008, momento en que DSV Road Spain absorbe una empresa llamada ABX Logistics. Fue dicha empresa quién, en primera instancia, inició la relación con la entidad humanitaria. Una colaboración que desde DSV quisimos mantener y a la que hemos brindado todo aquello que ha estado en nuestras manos.

¿En qué consiste dicha colaboración?

Nuestra colaboración se centra, como es obvio, en eso que mejor sabemos hacer: el envío de paletería. Realizamos una media de 2 o 3 envíos anuales a Bosnia y Herzegovina gestionados por mi compañero operativo de tráfico Rubén Ramos, encargado de las líneas tráfico exportación a países que forman la península balcánica. Estos envíos contienen medicamentos o material sanitario y se los acompaña de la carta de donación.

Efectuar los envíos supone un gran trabajo logístico, ¿Qué pasos siguen este tipo de procesos?

A simple vista puede parecer fácil mover un bulto de A a Z, pero el mundo del transporte es mucho más complejo y existen muchos procesos involucrados en las diferentes etapas del transporte.

En el caso de los envíos que realizamos a Bosnia y Herzegovina para la entidad MS, nosotros ponemos en marcha el proceso desde España mientras que de la  distribución final, ya en el mismo destino, la realiza nuestro partner DSV en Eslovenia. Estos envíos, al contar con la carta de donación que comentábamos, se tramitan según la legislación de mercancías donadas, es decir, de una mercancía libre de derechos arancelarios e impuestos.

En un trayecto España-Bosnia, la mercancía realiza un recorrido que parte de España y pasa por Francia, Italia, Eslovenia y Croacia antes de llegar a su destino en Bosnia y Herzegovina.

Gracias a vuestra colaboración mucha gente puede recibir en cualquier parte del mundo los medicamentos y el material sanitario que tanto necesitan. ¿Qué es lo que os mueve a involucraros en proyectos de índole humanitaria?

Nuestra división de transporte terrestre en España durante 2014 transportó 1.348.101.152 kgs de mercancías por carretera, atendiendo las necesidades de transporte de la empresa española en envíos internacionales, nacionales y peninsulares. Es gratificante poder ayudar con lo mejor que sabemos hacer.

Más allá de la colaboración que lleváis a cabo con Medicaments Solidaris, ¿colaboráis con otras entidades o tenéis algún otro proyecto humanitario en marcha?

En DSV hemos puesto en marcha una iniciativa solidaria entre nuestros empleados para apoyar a la Federación Española de Fibrosis Quística. Gracias a la aportación solidaria de los empleados de DSV España a través de la compra de una camiseta DSV, hemos podido realizar una donación económica a la Federación Española Contra la Fibrosis Quística, una enfermedad que incide en uno de cada 5.000 nacimientos en España. Os invito a conocer un poco más de esta iniciativa en nuestro blog  y aprovecho para agradecer a todos la gran participación que hemos conseguido.

Ya en un campo más general, salvando las distancias podemos decir que vivimos una situación delicada. ¿Crees que este tipo de tesituras favorecen la solidaridad o, por el contrario, la perjudican?

Creo que la solidaridad en tiempos difíciles se ve reforzada. Esto se ha demostrado con una mayor solidaridad familiar en tiempos de crisis, las campañas de recogida de alimentos como ‘Banc dels Aliments’, las campañas que luchan en contra de los desahucios y la pobreza o con el crecimiento del voluntariado en España en los últimos años.

Sin embargo, aunque la tendencia es positiva, aún hay mucho camino por recorrer en España. Por ejemplo, dentro de los 28 estados europeos, España se encuentra muy por debajo de la media de la UE. ¡Tenemos mucho potencial para sumar en solidaridad!

¿La participación social crees que es necesaria o bien todos los problemas sociales deberían ser abarcados por los gobiernos?

Ojala los gobiernos pudieran dar respuesta a todos los problemas sociales. Sin embargo, por la imposibilidad de ello, la participación activa del ciudadano es del todo necesaria. Ya sea en acciones a nivel internacional, nacional o local su participación es vital.

El hecho de augurar el futuro siempre constituye un difícil reto. No obstante, ¿cómo te gustaría que fuese el de la solidaridad y las entidades humanitarias?

Confío en un crecimiento de las acciones solidarias tanto en Europa como a nivel mundial. La solidaridad, como sentimiento e inquietud personal, puede inculcarse en casa a través de la cultura familiar, proceso del que todos, en mayor o menor medida, podemos participar y del cual somos responsables. Al mismo tiempo  también es importante la formación en escuelas y universidades así como la colaboración empresarial y gubernamental para promover la solidaridad. Una solidaridad que no debe concernir a únicamente aquellas personas que necesiten ayuda sino también a los animales y el medioambiente.

Ya para despedirnos, ¿qué palabras te gustaría dedicar a MS?

Contáis con el apoyo de DSV para que vuestra ayuda traspase fronteras y llegue donde más se necesite. ¡Gracias y seguid así!

Gracias a vosotros, a vuestra entidad y a toda la gente que hay detrás haciéndola posible, a vuestra firme voluntad por seguir ayudando y a ti Sabrina por prestarte a responder estas preguntas.

De parte de toda la gente de Medicaments Solidaris, muchas gracias. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *